miércoles, 28 de enero de 2009

Mujer Este es Tu Tiempo!

Este es el tiempo en el cual el Espíritu Santo viene sobre ti mujer para hacer su voluntad, y se manifestara a través de la revelación del ser llena y dar. Dios esta alineando los tiempos en tu vida con su kairo; tiempo en el cual se cumplirán todos sus propósito divinos en ti. Cuando recibes de Dios la promesa, debes creerla y actuar como si ya la estuvieras viviendo.

La mujer fue hecha para concebir; ella es como un cofre que recibe y guarda no solo bellos recuerdos, sino que también tiene el don de conservar, cuidar y abrazar. Cuando llegó el tiempo para el cumplimiento de la venida del Mesías, María fue visitada ¿Cómo será esto? – le pregunto al ángel, El Espíritu Santo vendrá sobre ti- fue la respuesta. Ella solo debería creer, y al hacerlo la promesa se cumplió. A ti también el Espíritu Santo te quiere visitar y llenar para que des a luz sus bendiciones y contagies a otros de gozo.

Este es el tiempo de comenzar hacer lo que el Espíritu de Dios puso en tu corazón. Déjate llenar por El. Dios tiene para ti Proyectos divinos, Negocios para el Reino, Visiones alcanzables, Sueños por hacerse realidad. ¡Busca lo original de Dios! ¿Cuál es el éxito de la felicidad total? cuando te sientes realizada, cuando llegas hacer lo que tu Señor te encomendó, cuando das a luz Sus propósitos. Noemí fue una mujer que quedó vacía, su marido e hijos murieron. ¿Qué tenía en su vientre para dar? Nada. Salió llena de su país pero regreso vacía; eso creía ella.

Hoy muchas se sienten vacías y creen que para ellas no llegara nunca la promesa del gozo pleno. La amargura de Noemí llegó hasta el cofre de su corazón. Su dolor y la duda no le dejaron ver que Dios había provisto un vientre nuevo, el cual sería instrumento para que ella se volviera a sentir llena. Su amargura la llevó a la queja y eso no le permitió ver un futuro lleno del cumplimiento de la promesa divina para su vida. Su nuera Ruth seria ahora como su vientre y aun pudo criar a su nieto, el cual sería el abuelo del rey David. Dios quiere bendecirte mujer para que seas llena y no vacía. Cuantas veces has soñado en cosas pero has dicho es imposible de realizarlo.

Los lazos del recuerdo del pasado bloquean tu inmenso anhelo. ¡Dios lo ve! Cuantas mujeres hoy tienen sus vientres vacios sin fruto; dice Job 15:2 que sus vientres están llenos de viento solano, otras lo tienen llenos de vanidades, solo se alimentan de lo natural el “comer de las sobras” que el mundo da. Así están muchas, llenando su interior con comidas efímeras. Cuando hemos despilfarrado los frutos de la herencia, nos quedamos vacías y ahí viene la escasez (como el hijo pródigo). Analiza ahora cual es la sustancia de la cual te estás alimentando diariamente. No dejes que el pozo de la fuente de tu vida quede seco.

Si buscas la gloriosa visitación del Espíritu Santo, esta fluirá dentro de ti de tal manera, que saltara como manantial de agua viva. Este brotar de vida te llevara a sentirte realizada en Dios y en todos tus anhelos. El ha prometido bendecir el fruto de tu vientre tanto físico como espiritual. Este es el tiempo en el cual, si anhelas tener un encuentro con todo tu corazón, serás visitada por su presencia. Recuerda: Dios está buscando Marías y Elizabeths para llenarlas y usarlas de acuerdo con sus planes y propósitos en esta hora profética; vidas dispuestas donde El pueda manifestarse.

No hay comentarios.: